Allain D'Angelo.

Ir abajo

Allain D'Angelo.

Mensaje  Arioone el Dom Ene 10, 2010 11:20 pm

Habbo: Arioone.

Nombre del Personaje: Allain D'Angelo.

Sire: Raphael D'Castilla.

Generación: 6ta.

Clan: Lasombra Antitribu.

Edad: 610 años, aparentemente 25.

Senda de la Iluminación: Senda de la Caballería.

Humanidad: 6.

Puntos de Mascarada: 4.

Apariencia:


Descripción Física: Tez pálida, como el marfil. Cabello negro, ojos color café oscuro, con unas líneas diagonales negras por toda la retina. Mide 1'76, pesa 79 kg. Contextura delgada, no parece a simple vista muy fuerte, pero tiene los músculos un tanto marcados (aún así, es más fuerte a efectos de Potencia).

Descripción Psicológica: A través de los siglos, Allain ha sido un Lasombra de bajo perfil. Solo luchó por alcanzar prestigio en su juventud como Neonato. Luego se dio cuenta de que eran luchas sin sentido, absurdas, que prefería controlar los hilos desde atrás, donde tiene más espacio para "estirar las piernas". Además, con el paso del tiempo, Allain ha desarrollado cierta aversión hacia sus hermanos Lasombra, muy orgullosos, que dan más importancia que nada a las apariencias y el prestigio. Tampoco le gustó nunca la ideología del Sabbat, y aunque no le desagrada la Camarilla, tampoco le atrae en lo mínimo.

Inteligente, astuto, tenaz, valiente, honorable y fiel, esas palabras lo definen. Su reputación como guerrero no ha crecido, pues no le ha gustado llamar la atención, las pocas veces que ha matado, nadie se ha enterado que él ha sido culpable. Tiene buen juicio, y es totalmente franco al hablar.

Historia:

- Pasado lejano, días como mortal.

Nací en la España del siglo XIV. Mi familia, cristianos (igual que yo), descendientes de Italianos, nos mudamos a España pocos meses antes de mi nacimiento. Siempre fui un chico de gran pasión por la lectura, y siempre decían que era inteligente. Me pagaron los mejores maestros, pues siempre tuve dinero de cuna, por la compañía que transportaba cargamentos por el mar, a través de grandes embarcaciones; con mis maestros aprendí Matemáticas, Astronomía y Alquimia. Me alisté en el ejército, como la mayoría de jóvenes burgueses, donde aprendí esgrima, equitación y tiro con arco. Luego, luché en las siguientes guerras correspondientes de la época. Tuve mis victorias y mis derrotas, y aunque a veces resultaba herido, pocas veces de gravedad. Gracias a mi buen hábito de la lectura, siempre fui muy culto, lo que me permitió rodearme de buenas amistades, ellos dicen que gracias a mi sinceridad, honestidad, y carácter honorable... En aquél tiempo era verdad, y lo sigue siendo. Pero era ingenuo, porque no conocía la parte verdaderamente horrible de la vida, que te obliga a hacer cosas malas para vivir, era un pobre iluso con una frágil vida de valores morales, que se derrumbaría al primer golpe, como justamente lo hizo poco después.

- Pasado lejano, el Abrazo.

El clan centró su mirada en mí al redactar el discurso con el que mi padre sería electo Alcalde de la ciudad donde vivíamos, Andalucía. En el discurso, no solo dejé ver entre líneas que no había sido mi padre el que escribió semejante discurso, si no que también, que había un cerebro detrás de toda su campaña política. No lo hice por arrogancia ni nada, eso no forma parte de mi personalidad, lo hice meramente por el joven impulso de divertirme, después de todo, pensaba que nadie se daría cuenta, pero obviamente, no fue así.

Inmediatamente me reclutaron, casi a la fuerza. Al ser Abrazado (estando Dominado, por cierto) me ví obligado a dejar la casa de mi padre aunque no sin tomar el dinero que me correspondía por derecho.

- Pasado lejano, muerte de Raphael.

Desarrollé animadversión natural hacia mi sire, un malvado Lasombra con más ínfulas de superioridad que el resto de los del clan.Aunque todos eran así, a mi sire más, así que, planeando todo cuidadosamente, consiguí filtrar información falsa a través de los Ghouls de mi sire sobre sus planes para matarlo, al final llegando a oídos de este, que se encaminó a acabar conmigo.

Yo estaba preparado, había comido y con mis fuerzas al cien por ciento. Hice parecer que estaba escribiendo, cuando mi puerta saltó por los aires, y tuve que agacharme para esquivarla. Entró con un retazo de sombras detrás de él. Sin que se lo esperara, sin aviso, sin cuartel... Un tentáculo oscuro que estaba apostado a un lado de la puerta se pulió en una forma con punta filosa y le atravesó por la espalda. Sonreí mientras me levantaba de mi escritorio, y toda su oscuridad se desvanecía... Tomé la más filosa de mis espadas, me acerqué a él y luego de platicarle sobre mis sentimientos, levanté la espada, y de un amplio movimiento, su cabeza se separó de su torso. El sonido que hizo al caer y hacerse polvo en el instante me dio una mezcla de asco y placer.

Nunca supo que había sido yo, pues una vez asesinado mi sire, sometí a sus Ghouls a mi voluntad, borrando sus recuerdos, devastando sus defensas mentales.

- Pasado próximo, resumen de los años siguientes.

Con el paso de los años, me di cuenta de que lo que había hecho estaba a medio camino entre el bien y el mal. Nunca habría considerado matar a mi sire si este hubiera sido una buena persona, si no le hubiera visto traicionar para alcanzar puestos (y matar, algunas veces, en secreto). Luego fui conociendo otros Lasombra similares a mi Sire, a los que despaché de una forma a otra, el mundo estará mejor sin esos seres más idiotas que una mula, nadie supo nunca mi secreto.

Estaba oculto, esperando, esperando el momento justo para actuar, para librarme de mis ataduras, siempre en las sombras, buscando una oportunidad, una oportunidad para escapar de una red tan cruel e inhumana que las cosas que yo había hecho para librar al mundo de ellos, parecían insignificantes. Aprendí el autocontrol, el discernimiento y la hipocresía, todo eso para sobrevivir. Me prometí que cuando me liberara de mis ataduras, nunca más sería ese ser hipócrita y despreciable en el que me había convertido, aunque no pude prometer no matar (pues sería imposible cuando empezaran a cazarme), prometí no matar humanos.

En cierto momento, en los años mil seiscientos, conocí a cierto antiguo Assamita, llamado Knightmare. Inmediatamente me cayó bien... Compartía mi gusto por la lectura, y yo también le agradé a él. Un día
en el que estuvimos particularmente mucho tiempo hablando, me explicó sobre sus ideales, las enseñanzas de Haqim, el deber de proteger el corazón mortal. Me encantaron dichos ideales y los adopté. Luego nos despedimos y no volvimos a vernos. Me prometí exterminar a todo sucio vástago que matara humanos: y lo hice, en la medida de lo flexible del término, solo lo suficiente para quedar en el anonimato como siempre.

- Presente, año 2010.

Llegué a la ciudad el primero de Enero del 2010... Nunca había visto una ciudad con tal actividad en términos de Yihad. Ya me he acostumbrado algo, y luego de casi 600 años, he decidido que entraré en acción. A la mínima oportunidad, dejaré el anonimato. Han pasado muchos años, y vendrán muchos más. Espero encontrar la razón de mi no-vida en esta ciudad... Espero que mis acciones valgan para algo, luego de dar el gran paso. Busco mi libertad.

El presente, diario de Allain.

- Liberación.

Hoy he llegado a la ciudad, y ya he hecho algo que podría costearme una Partida de Guerra a nivel de secta. Apenas llegué a la mansión, por toda la casa no se hablaba si no del Brujah que tenían prisionero en el sótano, en el laboratorio Tzimisce. Esta podría ser, y será la primera gran oportunidad para desafiar a la secta, liberaré al Brujah. Cuando pregunten, diré que fui yo, sin preámbulos.

Desempaqué en mi alojamiento, y nada más terminar, me envolví en mi Forma Tenebrosa, y atravesé suelos hasta llegar a los Laboratorios. Busqué los experimentos recientes. Ahí estaba él, el Brujah. Pensaba liberarlo, pero estaba hecho un despojo no humano. Pedí perdón a Dios, y acabé con su vida, de un limpio golpe descendente.

- Confesión.

Hoy he visto a la líder Tzimisce, Alice Stein en la calle. Me dirigí hacia ella, estaba jugando con un Toreador. Les interrumpí, lo que la molestó: era perfecto, el enfado a primera vista, ciertamente era cruel y voluble, aunque no exteriorizaba de sobremanera su enfado.

De forma poco ceremoniosa, me presenté y le comuniqué que fui yo el que mató al Brujah, se enfadó muchísimo, en mi opinión. Ya estaba dando mis primeros pasos hacia la libertad y la confrontación abierta al Sabbat. Se fue junto al Toreador, que también escuchó mi confesión, y seguramente la malinterpretó, creo que eso tendrá consecuencias en la Camarilla, maldición.

- Duelo a Muerte

Estaba de camino a la mansión del Sabbat, cuando veo a una preciosa pelirroja sentada en un banco. Inmediatamente la identifiqué: Ephemera, regente del Sabbat de la ciudad, y líder Lasombra. Platicamos, tranquilamente, hasta que le expliqué que fui yo el de la intromisión al laboratorio Tzimisce. De ahí, no necesitamos más palabras.

Presionó con su fuerza sobrenatural, característica de los Lasombra, mi hombro. Yo la aparté con igual fuerza. Le dio un puñetazo al suelo, que se agrietó, y... ¡Justo a tiempo! Me moví impulsado por un sexto sentido, y en el sitio donde me hallaba antes, salió un geiser de piedra y aire caliente, que seguramente me habría aniquilado. Invoqué un Sudario, donde ella no tenía ni voz ni voto. La ataqué con mi oscuridad interior, a lo que ella se transformó en sombras. Demonios, sí que era una Matusalén. Salió fuera de mi Sudario, e invocó el propio; sí que tenía estrategia. Seguidamente, lanzó una bandada de cuervos hechos de propia oscuridad hacia mí. No los pude esquivar a tiempo, así que cada impacto que me dieron, mermó mis reservas de sangre. Pude sentir como se escapaba la vitae conforme cada cuervo sombrío me atravesaba. Luego, cambié a Forma Tenebrosa, para tratar de engañarla, pero justamente cuando lo hacía, su Sudario se esfumó y ella no estaba. Demonios, se había escapado.

Mi vitae estaba mermada, y seguramente mandarían efectivos a por mí. Corrí a buscar un recipiente. Luego de alimentarme, me encontré con un Gangrel. Estuvimos charlando, y me cae muy bien. Cerca de la mitad de la conversación, sentimos a alguien cerca (gracias a su sentido del olfato), y resultó ser una Assamita llamada Almas, la cual recogía información, lo cual me dejó receloso, pero como no tengo nada que ocultar, le di mi nombre, generación y clan. En parte por lo que escribí arriba, en parte porque quería que cuando un sangre joven acabara con sus antiguos y se desvinculara del Sabbat, se diera constancia de ello. Luego le preguntó al Gangrel, y este solo accedió a dar su nombre (Walter) y su Clan.

Estuvimos hablando tranquilamente, cuando el Gangrel se retiró, quedábamos Almas y yo. Luego, sentimos una extraña presencia, y cuando giramos la cabeza, en lo alto de la escalera, se encontraba una zona de oscuridad que manipulaba extrañamente mi inconsciente. Utilicé mi Fuerza de Voluntad, y destruí ese Velo que me ocultaba algo. Resultó ser un Lasombra... Demonios, sabía que no tardarían en venir a por mí. Declaró sus intenciones, y me levanté y le planté cara. Me tomó del brazo y me atrajo hacia él, a lo que yo respondí volviéndome sombras, justo cuando su otro brazo atravesaba mi estómago hecho sombras. Me solidifiqué detrás de él, invocando un Sudario donde su palabra no valía y su visión se apagaba. Invoqué un tentáculo detrás de él, con la intensión de clavárselo en la espalda, y alcanzar su corazón. Se defendió bien a pesar de la ausencia de sonido y vista, percibiendo la presencia de la materia oscura inteligente. Pero, aprovechando esto, me lancé desde las escaleras hacia él. Caí encima, derribándole. Justo cuando me disponía a atravesar yo mismo su pecho, me pateó en los pies suspendidos en el aire en medio de la caída al suelo, saliendo impulsado unos metros, y él cayendo al suelo.

Cuando se levantó, creó un tentáculo oscuro, aunque no tenía visión y no estaba seguro de a dónde había ido a parar yo. Me planté frente a él, al tiempo que me transformaba en la Forma Tenebrosa. Me planté frente a él, y le dije: "¿No piensas hacerme nada?", mientras lanzaba su tentáculo hacia adelante, y yo lancé un alarido de dolor fingido, haciéndole creer que atravesaba mi corazón. Luego, con una cuchilla de oscuridad material, cortó mi cabeza a la mitad, lo que por supuesto, no me hizo una pizca de daño, pero él sí que lo creyó. Cuando pensaba que me había matado, y no se esperaba un ataque, mi tentáculo salió desde detrás de mí, pasando por mi cuerpo hecho sombras con apariencias sólidas y le atravesó el pecho. ¡Ja! No debió desconfiar tan rápido.

Mi falta de vitae, me llevó a posarme junto a él. Mi bestia rugía por sangre, y la complací: tomé su cabeza entre mis brazos, acerqué mis colmillos a su cuello, y con un alarido de placer gutural, que salió de lo más hondo de mi garganta, clavé mis caninos en su cuello. Su vitae me resultó extremadamente deliciosa. Bebí completamente toda su vitae, y con unos sorbos fuertes, succioné los resquicios de su Alma; había cometido Diablerie. Luego no recuerdo mucho, solamente que mi bestia me superó y entré en frenesí. Desperté en un edificio, junto a Almas, que al parecer me había hecho caer en letargo y sacado de allí inmediatamente. Se ganó un favor por mi parte, no mi confianza, pues como ella dijo "Soy una mercenaria, soy amiga del mejor postor". Bueno, dejando de lado eso, mientras escribo estas líneas... pienso... ¡Demonios, la Sangre Antigua corre libremente por mis venas! La sensación de la Diablerie es muy placentera, pero debo ser cuidadoso con ella, si me paso con ella, la Bestia me consumirá.

Por otra parte, de la buena sensación, me siento como si tuviera una resaca de tres días, y eso que no pruebo bebidas alcohólicas desde hace unos seis siglos. La razón de esto, es la maraña de pensamientos, recuerdos y sentimientos de mi víctima. Al parecer, era el chiquillo y amante de Ephemera. Demonios, ahora sí que de esta no me salvo, pero al fin y al cabo, fue por mi propia supervivencia. A parte de eso, siento un extraño sentimiento hacia ella; parece amor, pero estoy convencido de que solamente es el sentimiento dominante en el muerto corazón de ese Lasombra llamado Karim al que diablerizé.

Pertenencias: Una pequeña fortuna que ha incrementado con diversas inversiones, comprando acciones en empresas y fundando una contratista para obras civiles, un piso en la ciudad con pequeñas comodidades, un Ferrari del 97 restaurado y una colección grande de espadas medievales, rapieres, sables y dagas que reunió a través del tiempo. Aparte de ropa, un móvil y ese tipo de cosas sin importancia.


Última edición por Arioone el Vie Ene 15, 2010 1:09 am, editado 7 veces
avatar
Arioone

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 07/01/2010
Localización : Cagando en tu techo, mira arriba.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Allain D'Angelo.

Mensaje  Mandy el Dom Ene 10, 2010 11:33 pm

FICHA ACEPTADA
avatar
Mandy

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 03/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Allain D'Angelo.

Mensaje  Arioone el Jue Ene 14, 2010 7:35 am

Actualizada la ficha para poner la historia más larga, y actualizar el pasaje sobre la muerte de Rizla y Scottie.
avatar
Arioone

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 07/01/2010
Localización : Cagando en tu techo, mira arriba.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Allain D'Angelo.

Mensaje  Arioone el Vie Ene 15, 2010 7:56 am

Personaje muerto... Preguntarle a Arthurito como le va con esos rayos parte cabeza que te meten diez letales del tiro.

Por cierto, sobre los pantallazos y eso, hay que recrear la escena, pues Arthurito no tomó pantallazos. Llámenme e interpretaré a este personaje para tomar los pantallazos correspondientes para la prueba de muerte. Por si las moscas, adelanto yo mismo que todo fue válido y que admito mi muerte.
avatar
Arioone

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 07/01/2010
Localización : Cagando en tu techo, mira arriba.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Allain D'Angelo.

Mensaje  Big.Devil el Vie Ene 15, 2010 11:51 pm

¿Otro muerto?



OMG!!!!!

avatar
Big.Devil

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 03/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Allain D'Angelo.

Mensaje  Arioone el Sáb Ene 16, 2010 2:19 am

Big, harías un gran favor dejando de postear en las fichas, hermoso.
avatar
Arioone

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 07/01/2010
Localización : Cagando en tu techo, mira arriba.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Allain D'Angelo.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.